Con la colaboración de:

La resurrección del Brandy

El brandy es unos de los destilados por excelencia en el ritual de la buena mesa.

Interior de las Bodegas Osborne
Interior de las Bodegas Osborne

Sin lugar a dudas, el brandy es uno de los espirituosos de mayor excelencia mundial a causa no solamente de las sensaciones organolépticas que es capaz de trasladar hacia nuestros sentidos, llenas de elegancia y sofisticación, sino que su consumo evoca tiempos donde la sobremesa se tornaba en liturgia, devoción por culminar una gran velada, “maridar” un buen libro u acompañar una conversación profunda.

Aquel tiempo casi extinto y perteneciente ya a un lejano pasado, quedaría en el recuerdo ante la dominación del Gin&tonic y la evolución de la coctelería, donde el consumo del Brandy parecía que quedaba anclado en una era de la gastronomía de antaño, donde los caballeros llevaban pañuelos en sus chaquetas y el habano no se encontraba en “tiempos de caza de brujas”.

Afortunadamente el retorno del rey de los espirituosos vínicos, el Brandy, ha vuelto. Con nombre de origen holandés Brandewijn”, que traducido a la lengua de Cervantes significa “vino quemado” y nos recuerda la época comercial floreciente de este destilado con el país de los tulipanes, donde precisamente los alcoholes de mayor finura y elegancia, se denominarían desde entonces “holandas” poseyendo estas una graduación alcohólica de entre 65-70ºVol, las cuáles se envejecerán posteriormente hasta conferir el carácter de este titán de los espirituosos.

El vaivén de las modas ha alzado a este destilado a experimentar un fuerte crecimiento durante el pasado 2015, donde el consumo de los brandies de calidad especialmente fuera de nuestras fronteras, en países como Filipinas, Italia, México o Alemania como principales mercados (consumiéndose en España el 50% de la producción).

Las destilaciones realizadas hacia los vinos base, se efectúan mayoritariamente a través de las míticas alquitaras de invención árabe, a través de columnas de destilación o usando el mítico alambique Charentais de afamada reputación en la región francesa de Cognac.

En nuestro país podemos encontrar brandies de enorme calidad producidos en el Penedés, Castilla La Mancha, Rioja, Murcia..; si bien los brandies andaluces representan la mayor parte de la producción (95% del total) y como no la calidad, amén de contar con la única D.O. de nuestro país, Brandy de Jerez, la cual elabora brandies envejecidos mediante el sistema de criaderas y soleras, que van desde los 6 meses (Soleras) hasta décadas (Soleras Gran Reserva) y que tienen su particularidad en que las botas utilizadas han sido pre-envinadas con vinos producidos en el marco de Jerez (Finos, Amontillados, Pedro Ximénez..).

Entre sus bodegas y marcas más afamadas, podemos destacar entre otras:

Barbadillo (Barbadillo Solera Gran Reserva).

Osborne (Carabela de Santa María o Carlos I Imperial, Conde de Osborne…).

Rey Fernando de Castilla(Fernando de Castilla único, Fernando de Castilla Selecto..).

Valdivia (Pedro de Valdivia Platinum).

William & Humbert (Gran Duque de Alba Oro).

Garvey (Sacristía de Garvey, Conde de Garvey).

Federico Paternina (Conde de los Andes).

González-Byass (Lepanto PX, Lepanto OV).

José Estévez (Marqués des Real Tesoro, Alfonso X El Sabio).

Pedro Romero (Punto Azul Prestige, Punto Azul Heritage).

Sánchez Romate (Cardenal Mendoza NPU, Uno en Mil, Cardenal Mendoza Carta Real).

Fuera del “triángulo del Jerez”, podemos encontrar enormes brandies de alta calidad en Andalucía tales como los producidos por Bodegas Rubio (con su insigne Luis Felipe 100 años); Bodegas Cruz Conde (genial su Solera Fundación 1902) o Bodegas Málaga Virgen (Málaga Virgen Edición Especial 34 años). Además, destacan los brandies del Penedés elaborados por Bodegas Torres (con su mágico Jaime I) o Marcaró (indispensables sus XO Cuvée Millenium o XO EGO); los manchegos de Bodegas Centro Españolas (impresionante su Casajuana 100 años) o Peinado (con su Peinado Solera 100 años).

Amplia es la variedad, matices y sofisticación del Brandy como hemos observado ¿te unes a la moda?

P. D. Recuerden que estamos en Twitter: @gourmetjournal y Facebook.

Autor del artículo
Juanmi Rubio
Graduado Universitario en Hosteleria por la Universidad de Alcala de Henares, Sumiller Diplomado por ESHOB, Experto en Gastronomía por la Universidad de Málaga o Titulado Superior en Direccion de Proyectos por la EOI. Compagina actualmente su labor como asesor de empresas turísticas e instituciones públicas en materia de gestión de F&B o promoción agroalimentaria, junto con la dirección de grandes proyectos del sector turístico, agroalimentario y gastronómico. Es profesor de la cátedra de enogastronomia y Turismo "Sabor a Málaga" perteneciente a la Universidad de Málaga, así como colaborador en diferentes MMCC especializados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR