Con la colaboración de:

Tendencias gastronómicas que marcarán el 2016

Apuntamos las principales tendencias gastronómicas y modas en alimentación, menaje y bebidas para el año gastronómico que empieza.

Igual que la moda, la comida evoluciona y hay productos y estilos que de pronto nos vuelven locos mientras que otros dejan de apetecernos. ¿Quién marca estas tendencias gastronómicas? Pues, a grandes rasgos, nuestra propia evolución.

Nos hemos convertido en una sociedad de consumo sin fronteras, donde casi cualquier ingrediente comestible del mundo está a nuestro alcance, y a la vez que incorporamos con naturalidad esos sabores exóticos, nos parece que tiene también más valor nuestro vino, nuestro queso, nuestros platos de cuchara de toda la vida o nuestras frutas y verduras de temporada.

Factores como la preocupación por la salud, la proliferación de alergias y enfermedades relacionadas con la alimentación o con factores no identificados, influyen también en nuestras apetencias. Pero sobre todo, como seres capaces de convertir en cultura la necesidad vital de alimentarnos, los comensales humanos estamos siempre deseosos de novedad y cambio. Estas son algunas de las cosas que comeremos y beberemos en 2016. ¡Que las disfruten!

Boles energéticos
Boles energéticos

Boles energéticos. Los boles son los platos del futuro. Comidas creativas frías o calientes: cuencos de proteínas, ‘Buddha bowls’, sopas o quinoa serán tendencia debido al interés por la alimentación saludable. Composición: verduras y hortalizas, granos integrales, fideos, carnes a la brasa, huevos, legumbres, queso o tofu, incluso a la hora del desayuno, metiéndole el codo al tradicional café con tostada.

‘Zoodles’. Si aún no tiene una máquina para convertir un calabacín, una zanahoria o un nabo en spaghetti vegetales, corra a la tienda. Los ‘zoodles’ o fideos de pasta vegetal son el último grito en comida sana, entre otras cosas porque son muy bajos en calorías. Por cierto, la máquina en español se llama ‘espiralizador’, y un modelo básico, como el manual de la marca Zogin, viene a costar unos 10 euros.

Granos antiguos. Cereales, granos y semillas descartados hace años para la producción intensiva vuelven a las alacenas, rescatados por sus cualidades nutricionales. No olviden que 2016 es el Año Internacional de las Legumbres: ricas en fibra y proteínas, sostenibles y versátiles. ¿Quién da más?

¡Más verdura! Lo verde es sano y sexy, y además, la globalización aporta variedad y color a la huerta. En Internet proliferan los blogs de cocina vegetariana. Desde tubérculos hasta algas, lo vegetal manda.

Carne al gusto de USA
Carne al gusto de USA – Tendencias gastronómicas

Carne al gusto de USA. Si aún no sabe identificar un TBone, un strip-steak o un rib eye steak, no se apure que pronto lo hará, porque este año, los cortes estadounidenses llegan con fuerza a las carnicerías.

Étnico y auténtico. La fusión, inevitable en cocina, deja paso como tendencia a la búsqueda de lo auténtico. Los restaurantes internacionales vuelven la mirada a su propia tradición. Cuanto más auténticos, más valorados.

‘Cocinas de estar’. En las casas, las cocinas tienden a integrarse en el salón para acoger reuniones gastronómicas. La luz importa, y el blanco se lleva para el mobiliario.

Agua y refrescos vestidos de lujo. Los señores del cristal, como Riedel o Chef & Sommelier, miman las bebidas sin alcohol con preciosos diseños y bases de gel que mantienen la temperatura.

Platos de color. Los platos de vidrio volvieron en 2015 para quedarse. Ahora se llevan de colores, con formas y texturas que imitan hojas o flores.

Amargo y salado. En el mundo de las especias, en 2016 se imponen las mezclas con matices amargos y las sales aromatizadas, con notas que van del jengibre a las frutas deshidratadas.

Dips diferentes para compartir entre amigos
Dips diferentes para compartir entre amigos

Dips diferentes. Vale, el hummus nos encanta, pero ya no sorprende. En su lugar, se llevan los dips a base de cremas de frutos secos, el labneh de Oriente Medio (cuajada láctica) o los dips de frutas, como el malagueño Fresh Mango de Frutas Montosa.

Food trucks. Irrumpieron a toda velocidad en 2015, y parece que este año la revolución internacional de la comida sobre ruedas va a reforzarse. En Madrid ya es habitual ver camiones de comida en emplazamientos fijos, ya que por ley aún no pueden deambular.

Chuches más cuidadas. Los fabricantes de golosinas para niños tienen que sacarse de encima la mala fama, y lo hacen añadiendo vitaminas y fruta naturales, reduciendo azúcares y grasas saturadas y tratando de que sus chuches logren el marchamo de ‘saludables’.

Teff, el grano milagroso. Foto: Swiish
Teff, el grano milagroso. Una de las tendencias gastronómicas más interesantes. Foto: Swiish

Teff, el grano milagroso. El teff (Eragrostis tef), es una planta herbácea de semilla comestible con características similares a los cereales pero de tamaño minúsculo. Procede de Etiopía, donde su harina es el ingrediente principal de la ínyera (el pan etíope), y donde es tan importante que su exportación está prohibida. Rico en fibra, calcio, hierro y proteínas, se le llama ‘el hidrato de las delgadas’.

Hecho en casa. El movimiento ‘panarra’ lleva ya años haciendo furor, y hay panaderos domésticos que podrían dar clases a algún profesional, pero ahora elaborar en casa conservas, embutidos o encurtidos, es la nueva tendencia, y de ahí el éxito la firma malagueña Patapot (www.patapot.com), que arrasa con sus etiquetas personalizadas para presentar nuestras obras de arte.

Beefsteak, el concepto Fast good del chef José Andrés
Beefsteak, el “Fast good” del chef José Andrés.

Fast good. Cocina informal con firma, o ‘pret a porter’ avalados por chefs de primera línea. Del Street-Xo de David Muñoz al Rocambolesc, la heladería de Jordi Roca, la cercana Arequipa de Diego Gallegos en el Mercado de la Merced, o, allá por Washington DC, el Beefsteak de José Andrés, un restaurante de comida rápida basada en platos saludables vegetarianos, cuyo estilo define el propio cocinero como ‘fast good’. Comer bien, con clase y a precios contenidos, es el objetivo.

Burbujas y Vermú. Dicen que la inestabilidad política en la cuna del Cava ha llevado a que en toda España (Málaga incluida) las bodegas se apresten a hacer experimentos para elaborar espumosos. De aquí a poco veremos nacer muchos más. Otra tendencia en bebidas que seguirá en alza es la de la cerveza artesanal, pero lo que lleva un ritmo de crecimiento imparable es la moda del vermú, un aperitivo que pasa de estar devaluado a convertirse en lo más chic y a servir de base a cócteles ‘soft’.

Comida consciente: Proximidad, ecología y salud.

Siete de las 12 tendencias gastronómicas para 2016 apuntadas por la consultora Dintel en su informe Global Food and Drink Market in 2016, una hoja de ruta para el sector de la alimentación a nivel planetario, van en la línea de dibujar un consumidor consciente y exigente, que quiere saber lo que come y aprecia los valores éticos, ambientales y culturales asociados a los alimentos. Los productos ecológicos y artesanos, los alimentos producidos en cercanía, las presentaciones naturales, la comida poco procesada, un tanto rústica y sobre todo, con alma, que nos cuenta y nos hace partícipes de una historia, y que además de estar buena nos sienta bien y nos hace sentirnos bien como individuos, empieza a triunfar claramente. Colorantes, conservantes y saborizantes artificiales, aditivos de los que sabemos poco o nada y la comida de aspecto artificial empiezan a estar bajo sospecha. A tenor de este informe hay algo claro: la industria de la alimentación tiene que prepararse para conquistar a consumidores informados y conscientes.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America), Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Comentarios

5 Comentarios
  1. Escrito por
    Monty
    Ene 12, 2016 Reply

    Gracias por el artículo. Muy interasante la verdad.
    Sobre todo sigue siendo tendencia los foodtrucks. En marzo se va a realizar un campeonato de España de Foodtrucks en Gijón.

    • Escrito por
      admin
      Ene 12, 2016 Reply

      Buenísimo! Mantennos al tanto del campeonato. 😉

  2. Escrito por
    Melón: 5 razones para consumirlo | The Gourmet Journal: Periódico de Gastronomía
    Abr 4, 2016 Reply

    […] Ver:  Tendencias gastronómicas que marcarán el 2016 […]

  3. Escrito por
    tendencias culinarias que marcaron 2016 » Cocina online
    Abr 7, 2016 Reply

    […] . [Fuente2] Fuente […]

  4. Escrito por
    Alimentaria 2016 | The Gourmet Journal: Periódico de Gastronomía
    Abr 15, 2016 Reply

    […] Ver: Tendencias gastronómicas que marcarán el 2016 […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR