Con la colaboración de:

Clavo de olor

El clavo de olor, utilizado en su medida y armoniosamente transmite a los platos un halo de exotismo y misterio. Una cierta calidez. Si se exagera, aparecen esos antipáticos efluvios del consultorio de un dentista.

Clavo de Olor verde
Clavo de Olor verde

[ElGourmet] Solo un botón floral, del árbol del clavo o giroflier, secado al sol. Su uso es muy antiguo tanto en cocina o por sus infinitos efectos medicinales. Calma dolores y, cuestión de fé, se lo considera afrodisíaco.

Todo puede ser afrodisíaco o nada puede serlo, depende de las circunstancias. Fue introducido en Europa en el siglo IV y estuvo tan cotizado como la pimienta.

En la Edad Media, la Escuela de Medicina de Salerno lo consideró una panacea para absolutamente todo mal. Se convirtió de clavo de olor, en clavo para el dolor.

En todo caso, en la cocina se utiliza para preparar curries, entre otras cosas. Se sabe que en la India cada familia tiene su propia mezcla de especias para elaborar este condimento, especias que se tuestan para aprovechar sus aceites esenciales.

También para perfumar ese gran clásico de la cocina india del Norte, el arroz Byriani, un arroz basmati saltado con especias, vegetales y eventualmente pollo o langostinos.

Actualmente, en Occidente tiene usos precisos: se añade a los pickles o a los chutney y a las mermeladas, a las compotas de frutas, a las marinadas para ciertas carnes, codornices, perdices y fundamentalmente, clavados uno o dos en una cebolla a la hora del puchero o un caldo.

Transmite magia a esa cosa hervida y tantas veces sosa. En pastelería, aliada al jengibre y a los frutos secos se lo encuentra especialmente en los países nórdicos.

También resulta imprescindible para el vino caliente, junto a la canela. Y forma parte de otra mezcla de especias: el ras –al hanout, del Maghreb y de las cinco especias chinas.

Para que no resulte un clavo, hay que comprar cantidades pequeñas, las especias no duran una eternidad, pierden sus aromas, se convierten en nada.

Ver: Video-Receta: Gambas rebozadas con Coco y Chutney de Piña

Síguenos en Twitter, Facebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies