La palabra huevo procede del latín ovum. La palabra inglesa egg deriva de una raíz indoeuropea que significa “pájaro”. Yema procede del latín gemma, que tiene tres significados: el de núcleo de huevo, el botón de un vegetal y el de piedra preciosa. El brusco sonido de la palabra yolk (yema)...