Con la colaboración de:

Vinos en tiempos de crisis, el disfrute al alcance de todos

Pese a tener que hacer un recorte en nuestros gastos, el disfrute de vinos a excelentes precios, llenos de personalidad propia y con muchísima expresión de sus varietales de origen, se puede hacer posible en estos próximos tiempos donde el bolsillo se resentirá pero las ganas de disfrute continúan. Permítanme que los guíe un poco.

Vinos Low Cost, la solución para seguir disfrutando del vino

Pese a parecernos que es difícil encontrar vinos de los ahora denominados Low Cost (Bajo Coste), por menos de 5€ la botella y que su calidad no sea tan baja para sólo hacerse dignos de mezclarlos con algunas de las marcas de gaseosas que inundan las estanterías de las grandes superficies, es posible encontrar buenos vinos a precios competitivos.

A continuación daré unas cuantas pinceladas para esquivar la crisis con una copa de buen vino en nuestras manos.

1. Enotecas: Lugares de Confianza

Una de las claves para aquellos de nuestros lectores que se estén iniciando en el mundo del vino y deseen comprobar este hecho, es preguntar en enotecas especializadas, ya que estas poseen normalmente sumilleres encargados de aconsejar al cliente que buscan constantemente vinos de excelente relación calidad-precio.

Aparte de estos establecimientos, un paseo por algunas de las tiendas virtuales de la red comparando precios y añadas, pueden abaratarnos mucho nuestra tarea. Algunas buenas opciones son www.lavinia.com; www.vilaviniteca.com o www.vinissimus.com.

2. Denominaciones de Origen Emergentes: Una Buena Opción

Si bien es sabido por todos que DDOO tradicionales como Rioja, Ribera del Duero o incluso Priorato, ofrecen buenos exponentes de vinos de calidad pero a precios a veces bastantes altos, podemos cambiar de tercio y fijarnos en vinos de DDOO emergentes pero que hacen muy buenas elaboraciones (Jumilla, Yecla, Bierzo, Navarra, Toro, La Mancha, Manchuela, Campo de Borja y Cariñena, Valdepeñas, Ribeiro, algunas DDOO catalanas como el Penedés, Cataluña o Costers del Segré;  blancos del Condado de Huelva, dulces de Málaga, generosos de Montilla-Moriles y Jerez; o tintos valencianos.

A aquellos que sigan buscando vinos de Rioja o Ribera del Duero, les recomendaremos por su buena relación calidad-precio, los tintos crianzas riojanos, así como los tintos robles de la Ribera del Duero. Llenos de fruta y personalidad como siempre, pero con menos dolor a nuestro bolsillo.

Optemos por la DO que sea, los blancos jóvenes, rosados frescos y fragantes, tintos sin envejecimientos progresivos en barrica, dulces naturales y cavas sin demasiada crianza en botella, podrán hacernos disfrutar sin que el final de mes avance demasiado rápido.

Botellas de vino. Foto: Lavinia
Botellas de vino. Foto: Lavinia

3. Consumo en casa: Lo mejor para el Bolsillo

Salvo en ocasiones donde se compren un gran volumen de vino, tanto restaurantes como enotecas compran el vino a un mismo precio de tarifa de las distribuidoras que cada bodega confía para la introducción de sus vinos en los distintos lugares de nuestra geografía.

Además comprando el vino para nuestro consumo en casa como hacen muchos países de forma mayoritaria, hará que nos ahorremos un pico, ya que mientras las enotecas marcan márgenes de beneficio de entre un 20-30%, los restaurantes suelen empezar por un 100%. Así que hagamos cuentas.

Aparte de esto algunos restaurantes cobran por el descorche, haciéndose esta opción muy acertada sobretodo en vinos de mayor precio, ya que si lo compramos en enotecas y lo descorchamos en restaurante, seguiremos recortando gastos ampliamente.

4. Vino Español: La opción más acertada

Pese a que los denominados países del nuevo Mundo (Chile, Argentina, Australia o Estados Unidos), sacan anualmente al mercado buenos vinos de excelente relación calidad-precio; unido a que la mayoría de ellos desde un punto económico se mueven en la franja dólar,  los cuáles con un euro más fuerte nos son más accesibles en su compra, ciertamente España ofrece una mayor calidad global en todas sus elaboraciones, y a mismo nivel de precios y pese a la diferencia de cambio, nuestros vinos en lo que a calidad respecta no tienen competencia alguna.

Artículos relacionados: La Ginebra; pasado, presente y futuro

Autor del artículo
Juanmi Rubio
Graduado Universitario en Hosteleria por la Universidad de Alcala de Henares, Sumiller Diplomado por ESHOB, Experto en Gastronomía por la Universidad de Málaga o Titulado Superior en Direccion de Proyectos por la EOI. Compagina actualmente su labor como asesor de empresas turísticas e instituciones públicas en materia de gestión de F&B o promoción agroalimentaria, junto con la dirección de grandes proyectos del sector turístico, agroalimentario y gastronómico. Es profesor de la cátedra de enogastronomia y Turismo "Sabor a Málaga" perteneciente a la Universidad de Málaga, así como colaborador en diferentes MMCC especializados.

Comentarios

1 comentario
  1. Escrito por
    Helena
    Ene 28, 2012 Reply

    Una entrada muy oportuna y con algunos buenos consejos.
    En esa lista de denominaciones emergentes, solo echo en falta (si bien es cierto que barriendo un poco para casa 🙂 los vinos de Extremadura. En mi humilde opinión, algunos de ellos tienen una estupenda relación calidad/precio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies