Con la colaboración de:

¿Cómo comeremos? Respuestas a la mesa moderna

Si el bol cambió nuestra forma de comer, la gastronomía debe convertirse en una experiencia al más estilo “El Bulli” de Ferran Adrià.

Después de 25 años diseñando lavadoras, muebles de oficina, máquinas expendedoras, tranvías, aparatos médicos… sentí la curiosidad de trabajar en la escala de la mano, donde el tacto y la sensibilidad son más protagonistas y me metí de lleno en el mundo del menaje.

Los primeros análisis en este campo me llevaron a una conclusión: ¿como es posible que tengamos una gastronomía que haya alcanzado las más altas metas en creatividad y experimentación, y nuestros soportes sigan siendo los mismos que siempre: plato llano, plato hondo y de postre?

Parecía un interesante terreno donde había mucho que observar, descifrar y contestar porque, ¿realmente nuestras vajillas tradicionales ofrecen la solución idónea a nuestra actual forma de comer?

Nuestra mesa actual se ha desestructurado; ya no tenemos tiempo para comer primer plato, segundo plato y postre; las familias no comen a la vez, comemos solos diariamente (en España un 30% de la población); comemos trabajando delante del ordenador o mirando al móvil o leyendo; comemos de pie charlando con amigos, o compañeros de trabajo, o sentados en un sofá en el lobby de un hotel de catering… ¿Quién desea hoy en día una comida de trabajo de abundantes tres platos y tres horas para comer?

Comemos mientras nos informamos, mientras trabajamos, mientras disfrutamos; comemos mientras vivimos y hoy más que nunca, queremos vivir experiencias, por eso la comida, se tiene que convertir en experiencia: el “efecto Bulli” tiene mucho que ver con todo esto.

Ha llegado el tiempo de vivir “la mesa moderna”; una mesa realmente adaptada a las necesidades de nuestra nueva “food culture”.

Los boles permiten mezclar los sabores y ayudar al comensal
Los boles permiten mezclar los sabores y ayudar al comensal

Según Andrew Tuck, cofundador de Monocle, en su artículo del último número titulado “Fate of the plate” reivindica la forma y funcionalidad del bol como sucesor del plato tradicional: “porque mientras el plato demanda el uso de las dos manos y reposarlo en nuestras rodillas, el bol encuentra su sitio en el espacio de un reposabrazos y además ofrece la libertad necesaria para mandar mails, ver nuestras redes sociales y googlelizar a la vez”.

La mesa moderna nos está pidiendo diseñar nuevos soportes y utensilios para contener la diversidad, porque hoy nuestras comidas son más casuales, más flexibles, de formatos más libres, tapas, buffet, grill, compartimos platos, probamos de todo, nuestro paladar se ha globalizado y ya no entendemos un menú sin un componente fusión.

Las nuevas culturas gastronómicas nos han traído la comida troceada, el uso de palillos, las pequeñas raciones multiplicadas en la mesa para explorar nuevos sabores, salsas y texturas… bienvenidos al “fun dinning”.

Exigimos comida rápida de calidad en soportes adaptados a los nuevos estilos de vida que demandan movimiento e inmediatez, pero también exigimos experiencias únicas en mesas creativas que nos invitan a soñar con una vida más “slow”: acampadas en la naturaleza, pic-nics familiares, el regreso a las granjas y a los huertos.

Y quien se dedique a dar de comer, necesitará mucha inspiración para crear menús radicalmente nuevos, sanos, estéticos y apetecibles, porque la comida no solo será fusión, será fantasía para disfrutar mirando y degustando. Comida que diseñaremos teniendo en cuenta valores de sostenibilidad y compromiso con la naturaleza y los animales porque toda una nueva y creciente generación veggie nos pide ser sensibles y éticos con el medio ambiente y consumir de forma eco-responsable.

Y ahora, como imaginamos nuestra particular ” mesa moderna “.

Síguenos en Twitter, Facebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Ana Roquero

Ana Roquero es una diseñadora industrial formada en Londres en la Kingston University con Matrícula de Honor, Licenciada en Bellas Artes y asesora homologada en artesanía por el Gobierno Alemán.
Su experiencia profesional para empresas como Roca, Indra, Fagor, BH y Arcos Cuchillos, entre otras, le aportaron la experiencia necesaria para crear en 2014 su propia firma de menaje para la mesa, Cookplay.
Sus colecciones pretenden dar forma a los nuevos conceptos culinarios redefiniendo la mesa con innovación y diseño mirando al usuario y a la nueva y global “food culture”.
Sus piezas se pueden encontrar los espacios gastronómicos más innovadores del mundo (The Península Hong Kong, Hotel W Dubai, Azurmendi, Celler de Can Roca, Arzak, Miami Art Basel) y en las tiendas más prestigiosas y trendy del planeta (La Fayette Paris, La Rinascente Italia, Club 21 Singapore o La Perla Home Rusia).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies