Con la colaboración de:

Chipre, los vinos de los caballeros

La viticultura está presente en todos los continentes excepto en la Antártida. En países como China o Japón, hay cada vez más demanda de vinos domésticos elaborados al estilo occidental, pese al clima desfavorable.

Commandaria - Foto: ViajeJet
Commandaria – Foto: ViajeJet

Puedo presumir de lo que disfruté en primera persona de una cata a ciegos de la mano de Pancho Campo, en la que me sorprendió gratamente, aunque realmente ninguno de los presentes nos imaginamos, que después de catar vinos procedentes de España, Sudáfrica, Francia, nos encontramos vinos de estas zonas, a los que puntuamos de forma notable un vino de China y otro de Brasil. ¡Impresionante!

Con una tradición viticultura que se remonta a unos 5.500 años, la fama de Chipre se debe a su increíblemente dulce comandaría. Elaborado con uvas mavro y xinisteri cultivadas a los pies de las montañas de Troodos.

Buena parte del comandaria comercial es demasiado dulce y empalagoso, pero el mejor conserva la fruta pese al elevadísimo contenido en azúcar. Desde su entrada en la Unión Europea, Chipre está transformando su mediocre industria del vino de mesa, en otra de mucha más calidad basada en el clima más frio de las Troodos.

La leyenda vinícola del Commandaria

¿Se trata en realidad del vino más antiguo del mundo que se sigue elaborando según el proceso original?

En todo caso este vino ya gustaba a Ricardo Corazón de León, que lo probó durante su primera estancia en Chipre. Se trata del sucesor del vino que en la antigüedad se denominama “Nama” y que se elaboraba con uvas puestas a secar sobre la paja, hasta que se convertirían en pasas, ¿os suena malagueños?

Se dice que este vino fue el motivo por el cual el Sultán turco Soliman II conquistó la isla. Actualmente el vino Commandaria de St. John se produce en los mismos pueblos que se elaboraba en tiempos de las cruzadas, en la zona de Limassol, en la parte sur de la isla.

Los granos de la uva tinta Mavro y los de la uva blanca Xynistery se dejan secar al sol durante diez días, como se hacía antaño. Tras el prensado sigue una larga fermentación del mosto, entre dos y tres meses, al igual que el denominado “Vino Santo”, y finalmente se deja reposar durante dos años, como mínimo en barriles de madera, según el método Nama, que data de hace mil años.

En estos barriles, queda siempre un pequeño residuo que se usa para la producción de vinos encabezados, como se hace también en nuestro vino de Jerez. El comandaría se sirve como postre preferiblemente, aunque también como aperitivo.

Las 2000 hectáreas de producción se extienden a lo largo de 14 comunidades y desde 1990 se rige por la denominación de origen protegida Comandaria, según la cual solo se puede producir en ciertas zonas. También se determina la época en la que se ha de vendimiar la uva y el tratamiento que ha de seguir el vino en la bodega.

¿Alguien ha probado el Commandaria? Estamos a la espera de vuestros comentarios.

P. D. Recuerden que estamos en Twitter: @gourmetjournal y Facebook.

Autor del artículo
Ángel González

Sommelier del Marbella Club Hotel y ha sido elegido como “Mejor Sumiller 2009” por la Asociación de Sumilleres de Andalucía, Málaga Costa del Sol. Además, es docente de sumillería en CIOMIJAS desde 2006, teniendo en su CV, haber trabajado en lugares como; Bristol, Gijón, Tenerife, St Moritz, Dubai, entre otros. Un amante del vino que en sus pocos ratos libres, viaja buscando descubrir más, sobre este apasionante mundo de la enología.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies