Con la colaboración de:

La historia de los cubiertos

Conjunto de cucharas, tenedores, cuchillos y utensilios semejantes para el servicio de mesa. Así define la RAE esa palabra tan vulgarmente empleada, cubiertos. Un conjunto típico de la cultura occidental.

Variedad de cubiertos
Variedad de cubiertos

 Los palillos chinos, nacidos en los tiempos de la dinastía Han (206 a.C), se utilizaban para avivar las brasas o para llevarse a la boca manjares en pequeños trozos. Las civilizaciones antiguas consumían los alimentos con la mano. El poeta Ovidio recomendaba a las damiselas a comer con educación y sin mancharse la cara o la ropa.

Primero apareció el cuchillo y luego la cuchara. En cuanto al corte, existen muchos y variados: de queso, de pescado, de carne, de ostras,… En las clases altas, los invitados eran quienes traían su propio cuchillo, ya que no era proporcionado por el anfitrión. Lo que si existía era un cuenco con agua tibia,  actualmente llamado finger bol, que servía para lavarse las manos al finalizar la comida.

Para las sopas o cremas, la cuchara es la mejor opción. Proveniente del latín “cochleare” y aunque se utilizaba en raras ocasiones, en el siglo XIII en los manuales de buena conducta, se reflejaba su uso dejando atrás beber algún alimento directamente del tazón.

Cubiertos - TenedorEn la península ibérica, para estos caldos se utilizó durante muchos años un pan llamado “Mense”, que servía a la vez de plato y de comida una vez terminada la sopa. Tiempo más tarde, mense dio paso a mesa.

En cuanto al primer tenedor, era más bien un pincho de un solo diente que la princesa bizantina Teodora mandó fabricar. Se dice que su generalización se retrasó por la forma, que la Iglesia relacionó con un instrumento diabólico. Hasta que se impuso su utilización, la comida era cortada por sirvientes, y se incentivaba el consumir los alimentos con la mano.

En España, el uso de los cubiertos se generaliza en el siglo XVIII, donde cada comensal tenía su juego completo y los tenedores pasaron de dos a tres y de tres a cuatro dientes. Así fue la historia de los cubiertos

Ver: La historia del mantel y la servilleta

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Comentarios

1 comentario
  1. Escrito por
    La historia de los cubiertos | @gourmetjournal – Protocol Bloggers Point
    Mar 25, 2017 Reply

    […] Origen: La historia de los cubiertos | The Gourmet Journal: Periódico de Gastronomía […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies