Con la colaboración de:

Los 12 mejores vinos del Bierzo

La zona del Bierzo, en la provincia de León, entre Galicia y Asturias, está produciendo unos vinos muy lejos de las elaboraciones más bien flojitas de hace 15 años. Estos 12 tintos son, quizá, los más representativos.

Hubo un tiempo, hace unos 15 años, aproximadamente, que se decía que los vinos de Bierzo eran los tintos ideales para el verano. La uva con la que se elaboran, la mencía, daba unos vinos tirando a flojitos, más bien ligeros y con una fresca acidez. Era la época, además, en la que se sobrevaloraban las variedades foráneas, y todo el mundo hablaba de las virtudes de la cabernet sauvignon y de la merlot. Hoy en día, la mayoría de los asertos han resultado falsos.

En esa Denominación de Origen, empezó a trabajar una nueva generación de muy jóvenes bodegueros, que dejaron de lado las mencías que crecían vigorosas en el fértil valle del Sil, y las buscaron en las duras montañas de la hoya berciana. Cepas en altura, con poco agua, sufridas, con escasa producción, pero que daban unas uvas desconocidas hasta entonces, con una capacidad de resistencia a la crianza y una evolución extraordinarias.

Acabó de un plumazo el mito de que la mencía era flojita, para constatar que es una de las mejores variedades españolas. El prestigio se acrecienta día a día, y más ahora, que cada vez cansan más las variedades foráneas, y todos miran hacia las autóctonas.

Para el verano, lo mismo que para el resto de las estaciones, sí pueden ser. Si el conjunto de los vinos españoles se considera de influencia climática mediterránea, los del Bierzo, y algunas zonas del Norte de Navarra, son los únicos de influencia atlántica. Esto produce una acidez más fresca y equilibrada.

Aquella nueva generación, amiguetes en su mayoría, se les podía ver por los bares de Villafranca debatiendo acaloradamente sobre vinos. A ellos se unió, desde el principio, la familia Palacios, que venía de triunfar en Priorato con las mismas ideas, y homogeneizaron la idea de Bierzo, adoptaron en una gran mayoría la botella borgoñona y, como en aquella zona, pusieron a buena parte de sus vinos los nombres de los pueblos donde se elaboran, y por tanto, de las características de los pagos de los que proceden.

Aunque en la zona aumenta la elaboración de blancos de la variedad godello, hemos seleccionado 12 tintos, los más logrados y representativos de esta denominación en alza.

Altos de Losada (La Bienquerida) 07. Es un vino de una bodega joven, fundada en 2005 con Amancio Fernández como enólogo. Sólo hace vinos de finca, como ésta, donde los tonos minerales y frutales dominan una nariz expresiva. En boca tiene potencia y fuerza, energía y equilibrio.

Art 09. Alejandro Luna es uno de los líderes de la nueva generación de Bierzo. Este vino presenta una nariz muy mineral, con recuerdos de grosellas, y una madera muy bien conjuntada. En boca tiene cuerpo, estructura, pero de paso agradable y fresco.

Bembibre 06. El buque insignia de la bodega Dominio de Tares, a la que asesora Rafael Palacios, que hace el genial As Sortes en Valdeorras. La nariz aparece muy elegante con toques frutales, florales, minerales y balsámicos, y una boca untuosa, potente y sabrosa.

Hombros 08. La firma se llama Casar de Burbia, e Isidro Fernández representa la segunda generación de la casa y la modernidad. El vino aparece con madurez y consistencia en nariz, fruta madura y toques minerales. La boca sabrosa, con nervio y energía, y muy expresivo.

Paixar 08. Es el fruto de la alianza entre Alejandro Luna y los hermanos García, de bodegas Mauro, para dar con esta joya que es pura modernidad. Expresivo, elegante en nariz, tiene de todo: fruta, minerales, trufa, y una boca tan potente y sabrosa como viva y fresca.

Peique Selección Familiar 05. Jorge Peique, secundado por su familia, es otro de los miembros de la vanguardia del Bierzo. La nariz es muy elegante y compleja, con una suave presencia de madera que engarza toda una variedad de aromas. En boca es equilibrado, sabroso y con garra.

Pittacum 07. Es de la bodega montada en Bierzo de la prestigiosa firma Terras Gauda, de Rías Baixas. El vino presenta una buena nariz con muchos recuerdos frutales y minerales, muy fina. En boca es potente, pero fresco, muy bien equilibrado y sabroso.

Solar de Sael Selección 2005. Javier y Arturo García son los hermanos que llevan con buena mano esta firma que tiene varias marcas y precios. Este Selección es su marca puntera. Nariz expresiva y compleja, muy frutal, balsámica y especiada. La boca es potente, sabrosa y gustosa, larga y fresca.

Tilenus Pago de la Posada 03. Bodegas Estefanía pertenece al burgalés grupo Frías, y es un gran representante de la modernidad del Bierzo. El Pago de la Posada tiene una nariz expresiva, limpia, cargada de tonalidades aromáticas, y una boca golosa, madura y sabrosa, con personalidad.

Villa de Corullón 08. Ricardo Pérez Palacios, de la saga de los Palacios (Álvaro, Rafael y Chelo) fue pionero en poner Bierzo en la alturas. Sotobosque, trufas, minerales y mucha fruta dominan una nariz elegante. Potencia y energía, pero mucha frescura, es lo que se da en la boca.

Viñademoya Leiros 06. Bodega familiar que se sustenta de unos pequeños y excelentes viñedos repartidos por las montañas. El Leiros es especiado y frutal en nariz, todo bien envuelto por toques avainillados de la madera. En boca es potente y carnoso, pero sin ser rudo. Muy vivo.

Ultreia 07. Raúl Pérez es uno de los líderes indiscutibles del nuevo Bierzo. Con una gran personalidad en su vinos, como éste al que hay que dejar abrirse para encontrar una nariz muy expresiva, elegante, frutal, y una boca redonda, equilibrada, con mucho brío y muy sabrosa.

Fuente: Enrique Calduch para expansión.com
Autor del artículo
Manu Balanzino

Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario.
Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la “Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas” en CIOMijas, y el “Certificado Profesional de Sommelier Internacional” por ESHOB.
Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa “Momentos Gourmets” en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies