Con la colaboración de:

Los siete ramales que alimentan estómago y espíritu

El día de Andalucía se celebra en toda la comunidad autónoma con distintas fiestas en cada rincón.

‘Sopas de los 7 ramales’
‘Sopas de los 7 ramales’

[Carmen S. Cantos] En El Burgo, en plena Sierra de las Nieves, elaboran las conocidas ‘Sopas de los 7 ramales’, un plato tradicional  que realizaban los hombres del campo con los productos del terreno.

El origen de este campesino plato se remonta a  la época del caciquismo, los señoritos y los grandes cortijos en la que ser elegido para faenar en uno de ellos era una fortuna.  Se reunían los hombres en la plaza del pueblo esperando ser escogidos para las tareas agrícolas del día, llegaba el capataz, seleccionaba a unos cuantos y aquí comenzaba la suerte del día.

Al llegar a la finca, cada uno recibía un trozo de pan para el almuerzo del día como parte del jornal. Uno de los jornaleros era el encargado de realizar las sopas y para ello reunía todos los trozos de pan.

El auténtico "dornillo"
El auténtico “dornillo”

Lo primero que había que tener en mente era el dornillo, cuenco de madera de enebro en el que se realizan las sopas, y preparar el ajo para refregárselo. Después se desmigaba el pan y se colocaba en él. Comenzaba entonces la elaboración del sofrito: picaban el tomate, el pimiento, los espárragos trigueros y las papas y se van friendo por separado y a fuego lento.

Esta fiesta está declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial

Posteriormente se reunía el sofrito y se calentaba el agua con un poco de sal. Cuando estaba hirviendo, se retiraba de la candela y se repartía equitativamente sobre el pan depositado en el dornillo. Justo encima del pan el sofrito, cuchara de palo en mano y llegaba la hora de comer el primer plato.

El segundo plato, conocido como bolo, también tenía como base las sopas. La parte sobrante de las sopas se dejaba en el dornillo, le añadía un huevo frito, se removía todo y se aliñaba con un poco de aceite de oliva en crudo.

El truco: un buen sofrito con estos vegetales
El truco: un buen sofrito con estos vegetales

Esta es la receta que este pueblo ha heredado y que sigue elaborando para unos 3000 comensales cada 28 de febrero. El nombre de las sopas procede de dos cosas distintas: sus ingredientes y las sogas. El primero,  porque también son siete los productos importantes en la elaboración y el segundo, porque al elaborarlas las manos se mueven como en la fabricación de la soga de siete ramales.

Y no solo el ayuntamiento de la localidad ofrece las sopas en dornillos, cada bar y restaurante del pueblo ofrece un dornillo a todo aquel que se acerque a refrescar el gaznate y nada tiene que envidiarle a las sopas hechas en la plaza de Pasos Largos.  Ya entrada la tarde, en la que habitualmente se levanta el viento, llega la hora de la merienda y todo vuelve a ponerse en marcha: café y roscos ‘pelaos’ para todos.

Pasen un día allí, almuerzo y merienda amenizados por música en directo y risas sin fin.

Ubicación: El Burgo, Málaga / Web: www.elburgo.es

Autor del artículo
Carmen S. Cantos
Periodista gastronómica y cultural, redactora en revistas y blogs sobre gastronomía a nivel nacional. Con experiencia en gestión de comunicación en teatros, asociaciones y medios digitales. Ha participado en cursos sobre desarrollo de proyectos gastronómicos en Austria y Rumanía. Y como producción y dirección junto al director Manuel Broullón en algunos trabajos audiovisuales como "Art&Food" y "A circe cinemática. Elogio del cinema".

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies