Con la colaboración de:

Un paseo vitivinícola de la mano del Terroir

El hotel Monte Málaga acogió los días 17 y 18 de marzo el II Encuentro Profesional Vadevinos. Allí se reunieron 45 bodegas de 24 D.O., mostraron la oferta vitivinícola y las nuevas corrientes en el mundo de los caldos.

Cata Top en Vadevinos
Cata Top en Vadevinos

Una de las actividades que más acogida tuvo, para la que se necesitaba preinscripción, fue la ‘Cata Top’ o ‘Cata Presentación de Catálogo 2014’ en la que se cataban siete vinos de distintas zonas geográficas y con cualidades muy distintas. El encargado de guiar el paseo por las viñas fue Juan Miguel Rubio, presidente de la Federación Andaluza de Sumilleres y profesor de Enología y Sumillería.

J. Miguel Rubio se apoyó durante la cata en una presentación muy estructurada y que posicionaba al espectador en el entorno del vino, en sus características formales y en su historia; muy buena forma de acentuar la cosmovisión de cada botella. Necesaria también la presentación debido al enfoque de la cata, el Terroir o terruño, un concepto que designa la interacción de varios factores (clima, suelo, cuidados del viticultor) que influyen directamente para dar carácter al vino.

Parxet Aniversario 92
Parxet Aniversario 92

El primer vino de la cata fue un cava barcelonés compuesto por Macabeo, Parellada, Pansá blanca, Chardonnay y Pinot Noir con más de 36 meses en botella. ‘Parxet Aniversario’ es el nombre de un cava espumoso, fresco en boca, con un toque de soda, connotaciones minerales, afrutado, dulce en olor, esencia ácida y perfecto para comer con un plato consistente o acompañado de un libro. La botella lucía una cobertura plata mate en la que, con un diseño minimalista y creativo, se podía ver el 92.

Pazo Señorans
Pazo Señorans

Continuamos con un albariño arquetipo que preservaba la tipicidad de la uva. Procedente de las Rías Baixas, ‘Pazo de Señorans’ sorprendió por su suntuosidad y aroma mantequilloso, solo con su olor ya evocaba un plato de pasta. Este vino procede de unas parras con más de 45 años, envejece son sus lías y con ellas suele elaborarse un orujo. En boca es un vino denso, mineral y completo.

3 de 3000
3 de 3000

Considerado el mejor vino de su zona por el diario Heraldo de Aragón, ‘3 de 3000’ es un vino del año 2010, procedente del Pago de Aylés, Zaragoza,  y producido en pequeñas hectáreas con cepas de entre 45 y 50 años. En barrica de roble francés, americano y un 10% de ruso e húngaro. Una botella con un diseño muy original que combina distintas tipografías blancas sobre un fondo negro, con la botella llena, o fondo verde. Un caldo muy oloroso, de un rojo intenso con toques teja, afrutado y con taninos afinados gracias a haber estado más de un año en botella tras sus doce de crianza en barrica.

Cosme Palacio 1894
Cosme Palacio 1894

Y con una seña de Terroir inconfundible, un rioja ‘Cosme Palacio 1984’ compuesto al 90% de tempranillo y el resto de graciano, envejecido 15 meses en barrica de roble francés mixta. Un clásico en toda regla, de racimo seleccionado, astringente en boca pero que evoluciona en la copa y perfecto para maridar con presa ibérica y frutos rojos.

Clave de Tábula
Clave de Tábula

La siguiente apuesta que se presentó, fue denominada por los asistentes como la más comercial. ‘Clave de Tábula’ con D.O. Ribera del Duero es un 100% tempranillo envejecido de 12 a 14 meses en barrica de roble francés y de 3 a 6 meses en un fudre de roble francés de 15 Hl. Un vino perfumado, de olor atractivo, astringente, fino y muy evolutivo en copa.

Pago de Capellanes - El Picón
Parcela El Picón

Con dos horas de antelación hay que decantar el siguiente caldo, ‘Pago de los Capellanes Parcela El Picón’ de 2009, también 100% tempranillo, es un vino fuerte y redondo, perfecto para acompañar con unos langostinos. Envejecido en barricas nuevas de roble francés con trasiegos cada seis meses.

‘Alvear PX de Añada’
‘Alvear PX de Añada’

Para finalizar, un vino oloroso, un vino muy azucarado con reminiscencias a toffee, a caramelo, dulce en sí, nada empalagoso y de un sabor condensado y justo en tiempo, sin permanecer endulzando las papilas más de lo que el consumidor desee.  ‘Alvear PX de Añada’ es un 100% Pedro Ximénez que se ensambla 12 meses en conos para unificar el vino. Perfecto para cerrar el paladar junto a chocolate o frutos secos.

Un viaje por España y por el paladar que sorprendió a los participantes y que supuso un alto en la dinámica del encuentro.

¿Te gustan los vinos? Aquí puedes saber más sobre ellos (pincha aquí)

Autor del artículo
Carmen S. Cantos

Periodista gastronómica y cultural, redactora en revistas y blogs sobre gastronomía a nivel nacional. Con experiencia en gestión de comunicación en teatros, asociaciones y medios digitales. Ha participado en cursos sobre desarrollo de proyectos gastronómicos en Austria y Rumanía. Y como producción y dirección junto al director Manuel Broullón en algunos trabajos audiovisuales como “Art&Food” y “A circe cinemática. Elogio del cinema”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies