Con la colaboración de:

Trenza de Frutos rojos

Una versión renovada de los tradicionales kanelbulle o rollitos de canela suecos

Consumidos durante la hora del café, los rollitos de canela o cinnamons rolls surgieron en los años 20 en Suecia y actualmente gozan de un día internacional, el 4 de octubre. En su país de origen, donde se conocen como kanelbulle (pan de canela en sueco), cada habitante llega a consumir unas 300 unidades al año.

Este rollito o espiral de canela se compone de una masa fermentada tipo brioche, rellena de una pasta preparada con azúcar, canela y mantequilla, y con un intenso sabor a especias.

Algunas pastelerías incorporan un toque de cardamomo al relleno y otros elaboran largas tiras para elaborar una trenza hojaldrada. Tras ser horneada, se le añade azúcar glas o un glaseado ligero por encima.

Prepara unos frutos rojos con un toque de azúcar y dale la vuelta a estos rollitos con todo el sabor de las fresas, las grosellas o los arándanos.

Trenza de Frutos rojos
Trenza de Frutos rojos

Ingredientes para una trenza de 8 raciones

Para la mermelada de frutos rojos

  • 300 g de frutos rojos (frambuesas, arándanos, moras, fresas, grosellas,…)
  • 150 g de azúcar especial para mermeladas
  • 20 ml de zumo de limón

Para la trenza

  • 200 ml de leche entera
  • 20 g de levadura fresca de panadería
  • 3 cucharadas de azúcar blanca
  • 450 g de harina de trigo de todo uso
  • 60 g de mantequilla, cortada en dados y a temperatura ambiente
  • 200 g de mermelada de frutos rojos

Para el glaseado

  • 160 g de azúcar glasé
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 3 cucharadas de agua

Elaboración paso a paso

Para la mermelada de frutos rojos

  1. Lavar las frutas en abundante agua fría y escurrir a conciencia. Cocer a fuego medio hasta que alcance los 40ºC (unos 5-6 minutos).
  2. Agregar el azúcar, remover y esperar a que arranque a hervir para incorporar el zumo de limón.
  3. Cocer durante 20 minutos aproximadamente a fuego medio-bajo.
  4. Dejar enfriar completamente antes de usar.

Para la trenza

  1. Templar ligeramente la leche y diluir en ella la levadura fresca, desmenuzando con los dedos. Dejar reposar 10 minutos.
  2. Mezclar el azúcar con la harina y hacer un hueco en el centro, a modo de volcán, en el que verter la leche con la levadura. Remover para integrar parte de los ingredientes secos antes de añadir los dados de mantequilla.
  3. Amasar durante 6-8 minutos o hasta obtener una masa elástica y brillante.
  4. Dejar reposar dentro de un recipiente ligeramente engrasado y cubierto con un trapo limpio hasta que doble su volumen.
  5. Desgasificar la masa trabajándola sobre una superficie espolvoreada con un poco de harina, estirar en forma de rectángulo con la ayuda de un rodillo y cubrir la superficie con una capa de mermelada de frutos rojos.
  6. Enrollar la masa por el lado más largo, retirando el exceso de mermelada que pueda quedar al final. Cortar a lo largo, por la mitad, con un cuchillo bien afilado.
  7. Colocar las dos mitades juntas y trenzar, procurando dejar hacia arriba la parte estriada para que se vea al hornear. Unir los dos extremos formando un círculo y transferir a un molde de base desmoldable de 20 cm de diámetro.
  8. Cubrir con un trapo y levar durante 40-45 minutos.
  9. Cocer en la parte inferior del horno, precalentado a 180ºC, durante 35-40 minutos.
  10.  Mientras la trenza está en el horno, preparar el glaseado. Mezclar el azúcar glasé con la esencia de vainilla y el zumo de limón. Remover hasta homogeneizar.
  11.  Añadir el agua, cucharada a cucharada para controlar que no nos pasamos de espesor. Tenemos que obtener una crema ligera, que recuerde a la leche condensada.
  12.  Una vez lista la trenza, dejamos atemperar unos minutos antes de cubrir con el glaseado y servir.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

De vez en cuando nos gusta romper las normas porque esta actitud bien entendida aporta cada día más placer. Placer que ofrece un vermut de Jerez –Fernando de Castilla–, un vermut de viejos vinos de Oloroso y Pedro Ximénez de larga crianza, con fragancias que recuerdan a los frutos secos, los higos y el yodo, acompañados de sabores herbáceos del ajenjo y los botánicos cítricos y especiados.

S.Pellegrino y Vermut Fernando de Castilla
S.Pellegrino y Vermut Fernando de Castilla

¿Y cómo vamos a mantener esta sinfonía de sabores y fragancias? Pues gracias a las burbujas y fresca elegancia del agua S.Pellegrino. En boca, cuando ingerimos vermut, agua y el hojaldre con la mermelada de frutos rojos, roza la perfección. Cada uno de los productos, agua-vermut-plato, encajan uno en otro y consiguen un final sabroso y placentero… El placer de la buena mesa.

Trucos

  • Los frutos rojos necesitan de pectina para que su mermelada tenga una buena textura. El azúcar para mermeladas contiene un porcentaje de la misma. Se puede sustituir por azúcar normal y agregar 2 gramos de pectina.
  • La mermelada se puede sustituir por una mezcla de azúcar y canela molida. El resultado es parecido al de los populares rollos de canela.
  • Para que la masa sea fácil de manipular durante el trenzado, conviene que esté fría o que la trabajemos en un ambiente fresco.
  • El uso de molde para hornear la trenza es clave para que mantenga su forma redondeada, pero no esencial.
  • Los tiempos de levado de la masa dependen de la temperatura ambiente. A mayor temperatura, más velocidad de levado y viceversa. Los tiempo de la receta son indicativos.

Y no te pierdas el Pavo Wellington, aquí puedes encontrar la receta paso a paso.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies