Con la colaboración de:

5 ingredientes esenciales para un buffet

¡El buffet! Es el corazón de tu restaurante, ya sea un restaurante a pie de calle o uno ubicado en un hotel u otro tipo de espacios. Si este corazón late con fuerza, animará a muchos clientes a visitar tu establecimiento y a repetir una y otra vez.

La satisfacción del cliente es el objetivo final. Ya no solo se trata de cocinar, ahora tendrás que activar sus 5 sentidos. El principio de todo se sitúa en esta frase: “El cliente ha cambiado y, sobre todo, su forma de comer”. En estos 5 ingredientes, repaso cómo conseguir un buffet de éxito.

Visual

Tu buffet tiene que entrar por los ojos. Hazlo visual, apetecible, engancha a tu cliente a la primera. La clave es seducirlo y susurrarle al oído: “cómeme”. Empieza el juego. Colores, aromas, cromatismo, relieves, movimiento, etc., darán una combinación visual que enamora y atrae.

Mantenimiento dinámico

En el Buffet, haz que las elaboraciones estén el menor tiempo posible en los lineales y, en el restaurante, que sala y cocina estén muy bien compenetrados para servir los platos en su justo momento de temperatura.

Además, mantén las mesas y sillas a punto, vajilla y cristalería en condiciones, barras limpias de cacharros, etc.

Calidad Gastronómica

A pesar de que, como en todo negocio, los costes de operativa están muy controlados, no necesariamente es una excusa para que te relajes. La calidad gastronómica vendrá dada por tu capacidad de manipular ese producto; descongelaciones hechas con rigor, tiempos de cocción precisos, fermentaciones de bollería y pan en su punto y lugar adecuados, cortes apropiados a la técnica de cocción, etc.

Conexión/preocupación real por el cliente

Conecta con tu cliente y conseguirás que esté contigo. Si conectas con él, te “perdonará” posibles errores que cometas; si no conectas y se siente como uno más, te castigará duramente. ¿Cómo le recibes cuando entra por la puerta? ¿Cómo le atiendes ante una consulta concreta? ¿Cómo realizas la despedida? Cuida los detalles de cada cliente, para que perciba que te preocupas realmente de su satisfacción.

Cocina personalizada

La mejor forma de cumplir con esta recomendación es cocinando/preparando delante de él y para él, que algunos de los platos sean realizados a medida, con salsas concretas o aderezos elegidos entre una amplia variedad. En el restaurante, preocúpate del cliente hasta que salga por la puerta, no solo hasta que ha abonado la cuenta.

Esto es como hacer una paella, todos tenemos los ingredientes, pero no a todos nos sale igual. Dale a tu Buffet de Hotel o Restaurante un nuevo contexto utilizando esta sencilla guía. Tienes un enorme compromiso. En esta ocasión, no hacia ti, ni hacia la empresa, sino con tu cliente.

Síguenos en Twitter, Facebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Josep Moré
Experto en Buffet de Hotel y Creatividad Gastronómica, Formador y Cocinero. Autor de libros sobre gastronomía, restaurantes y Buffet de Hotel. Blogger de referencia en el sector con más de 200 artículos publicados. Ha asesorado a más de 200 hoteles en todo el mundo y más de 4000 alumnos han participado en sus formaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies