Con la colaboración de:

8 mitos sobre el agua

Muchas cosas se dicen sobre el consumo de este líquido; descubre cuáles son ciertas y cuáles no.

Que se deben tomar 8 vasos al día, que mientras más se hierve mejor calidad tiene, que ayuda a bajar de peso… Son muchas las cosas que se dicen sobre el consumo de agua, y algunas se han hecho tan comunes que se toman por ley comprobada. Sin embargo, no todas son completamente ciertas.

Descubre estos 8 mitos sobre el agua:

1. El agua ayuda a perder peso: esta es una de las creencias que es cierta, pero no al cien por ciento. El agua puede ayudar a bajar de peso sólo cuando se sigue una dieta para adelgazar, por sí misma no lo hace. Tampoco es que es milagrosa.

2. Tomar agua antes de comer ayuda a rebajar: si este líquido vital para el ser humano se consume antes de comer puede hacer sentirnos satisfechos más rápido, con lo cual  comeríamos menos cantidades. A pesar de esto, es más aconsejable ingerir alimentos como el pepino , que son prácticamente pura agua.

3. Hay que beber 8 vasos de agua al día: realmente la cantidad de agua que hay que consumir está ligada con la dieta de rutina, el peso y el metabolismo de la persona. Se puede emplear esta medida como punto de partida, pero lo más aconsejable es ajustarla luego con ayuda de un nutricionista.

Agua - CyV

4. El agua con componente vitamínicos añadidos es mejor: puede que se le hayan adicionado ciertos nutrientes pero, junto a ellos, también se le agregaron grandes cantidades de azúcar.

5. Mientras más se hierva, mejor será la calidad: sólo se necesita un minuto para eliminar todo los microorganismos y bacterias que pueda tener el agua. Hervirla por un lapso mayor puede, en cambio, alterar su sabor.

6. El agua cristalina es apta para el consumo: los microorganismos no se pueden observar a simple vista por el ojo humano. Además, estas micro especies no ocasionan que el agua tenga un mal aspecto. Por lo tanto, esta creencia es completamente falsa.

7. Los filtros caseros garantizan que el agua sea pura: si bien sirven para purificar el agua, deben recibir un mantenimiento y limpieza constante. De lo contrario pueden terminar siendo agentes contaminantes. Un remedio que podría ser peor que la enfermedad.

8. Sólo se debe tomar agua cuando se tenga sed: quizás alguien sedentario podría seguir este consejo. Pero si se trata de una persona que haga ejercicio, la norma a seguir es beber agua constantemente, sobre todo en el momento en el que está realizando la actividad física. De hecho, en estos casos no se debe esperar a tener sed, ya que esto es un indicativo de que ya el cuerpo está deshidratado, cuestión a evitar en las prácticas deportivas y entrenamientos.

P. D. Recuerden que estamos en Twitter: @GourmetJournal y Facebook.

Autor del artículo
Redacción
Artículo realizado por el Equipo de Redacción de The Gourmet Journal que cuenta con un gran conocimiento del sector de la hostelería, gastronomía y turismo. Nuestro objetivo es claro, trasmitir la actualidad gastronómica al momento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies