Con la colaboración de:

Cigarro Habano, el tesoro que perdimos con Cuba (II)

En contra posición a la fabricación de los cigarrillos consumidos habitualmente, para elaborar un buen habano se necesita un mimo exquisito a la planta, gran necesidad de personas expertas en su confección; así como una rigurosa calidad durante todo el proceso de plantación de la planta, confección del cigarro y cierre de las cajas, tal y cómo veremos a continuación.

Tradición Centenaria: La Producción del Habano

En primer lugar y en suelos sueltos y con buen drenaje, se roturan las tierras y aplican fungicidas en los semilleros, tirando las semillas a 40cm. de distancia entre cada una de ellas junto con arena y ceniza para ver bien las calle donde nacerán las plantas, tapando el semillero con paja de arroz para evitar que la climatología o animales hagan de las suyas, siendo regados dos veces al día para facilitar la germinación de la planta.

A los 50 días desde la plantación (Octubre) la planta alcanza su madurez y se procederá a su recolección, si bien será necesario durante este tiempo regar, realizar deshierbes, además de desbotones y deshijados (eliminaremos las flores quedándonos solo con las hojas para que las primeras no resten nutrientes a estas) para obtener una planta totalmente sana.

La recolección de las hojas se realiza totalmente manual, de tres en tres hojas y por pisos foliares, ya que dependiendo de la ubicación en pisos mayor o menor elevados dentro de la planta, las características de las hojas y su aporte al futuro habano serán totalmente disímiles dependiendo de su ubicación como veremos más adelante.

Por su parte el tabaco tapado o hojas destinadas a la parte visual que nos llega desde un habano (capa), se cultivarán en las vegas tapadas con telas blancas de algodón, para que el sol no manche ni queme las hojas. En este caso concreto las hojas destinadas a capa se clasificarán en 8 pisos foliares, en lugar de los 3 como sucede en el tabaco destinado a tripa y capote.

Las hojas recolectadas y transportadas en cajas con tres hojas cada una, se llevan a las Casas de Tabaco, las cuáles son altas casas de madera elaboradas con madera de palma real y orientadas de este a oeste, se ataran en grupos de tres que se ensartarán en una barra de madera llamada cujes, las cuáles se colgarán en el interior de los techos de las Casas de Tabaco para ser secadas al aire natural que se introduce por las ventanas de las casas. Tras 50 días, las hojas  perderán hasta el 85% de su contenido en agua, adquiriendo el característico color marrón-dorado.

Las hojas tras ser curadas, se atan en un mazo denominados gavillas, para ser llevados a las casas de fermentación, donde en pilones de 1,5 metros de alto, fermentarán durante 30 días a una temperatura que llega a superar a veces los 35ºC.

Una vez terminada la primera fermentación (las hojas destinadas a capas sólo fermentan una vez al ser hojas tan finas que no aguantarían una segunda), se humedecen, desnervian y clasifican según el tipo de tabaco y color.

La segunda fermentación dura hasta 60 días, apilando las hojas en pilones denominados “burros”, variando los tiempos de esta 2ª fermentación dependiendo de si las hojas proceden de tabaco volado, seco o ligero. Es preciso señalar en este punto, que la marca Cohiba con el fin de obtener un tabaco más fino, elegante y sutil, es la única Empresa que realiza 3 fermentaciones a sus hojas destinadas como tripa o capote.

Tras este paso se orean y se envían a añejar separados por categorías o tipo de tabaco cultivado. El envejeciendo se sitúa entre 6 meses y 2 años o más dependiendo del tipo de tabaco, siendo enviados posteriormente a las fábricas situadas en la Habana, para iniciar así su proceso de elaboración.

Capote, capa y tripa
Capote, capa y tripa

Partes de un Cigarro (DESPIECE)

Capote: Provienen de la parte baja de la planta. Son hojas flexibles. Su función es sujetar la parte interna y la de tener buena combustibilidad.

Capa: Provienen de tabaco tapado. Sus hojas son finas, elásticas, brillantes y resistentes.

Tripa: Parte interior del habano y alma del cigarro. Se compone de mezclas de tabaco ligero (hojas de la parte inferior de la planta, las cuáles proporcionan la fortaleza), seco (hojas de la parte central de la planta, dando lugar al aroma) y volado (aporta combustibilidad al habano, a través de las hojas situadas en la parte superior de la planta).

El arte del Torcido y la maestría de la ligada

Tras el rezagado (selección y control de calidad de las hojas clasificándolas por tamaño, tipo, color, roturas, etc), les serán entregadas a cada uno de los torcedores los distintos tipos de hojas que confeccionarán la ligada del habano (siendo uno de los grandes secretos), la cuál se basa en distintas proporciones de tabaco volado, seco o ligero para dar así la personalidad propia de cada cigarro).

Estos en primera instancia se colocarán las hojas a utilizar en la palma de la mano, empezando a enrollarlas posteriormente sobre estas y con cuidado de que no queden excesivamente compactas o poco.

Tras este paso se les pone el capote y se meten en moldes para que adquieran su forman definitiva. Después se sacarán del molde colocando la capa la cuál se fija con cola vegetal.

El último paso, será poner la capa y fijar la perilla (parte por donde fumaremos), siendo posteriormente mandados a pasar un severo control de calidad antes de ser anillados, donde aleatoriamente se abrirán cigarros para comprobar su perfecta ligada, torcido, medida correcta, comprobar el tiro, combustibilidad, etc.

Tras este paso, los cigarros pasarán a la sala de re-condicionamiento (16-18ºC / 65-70% humedad) durante meses para volver a hidratarse, finalizando el proceso de elaboración con una clasificación por colores, anillado y empaquetado.

El mundo del habano
El mundo del habano

Tipos de Tabaco

Según la presentación de los habanos, podemos clasificarlos en distintos calibres, ofreciendo cada una de estas categorías cigarros válidos para cualquier momento o sobremesa:

Calibre Grueso: Son ideales para fumadas largas (1-2 horas) y para aquellos introducidos en el mundo del habano. Poseen buen tiro, combustibilidad e intensidad aromática. Se integran es esta categoría aquellos habanos que poseen un Cepo (grosor)  superior a 45 (17,86mm).

Podemos destacar entre el Calibre grueso a las marcas comerciales Sanchos y Belicosos (Sancho Panza); Edmundo y Montecristo nº2 (Montecristo); Únicos y Don Alejandro (Vegas Robaina); Lusitanias, Serie D Nº4 y Churchills de Luxe (Flor de Tabacos de Partagás); Salomón (Cuoba); Coronas Grandes (Bolivar); Espléndidos, Robustos y Siglo VI (Cohiba); Sir Winston y Magnum 46 (H.Uppman); Selección nº1 (Juan López); Churchills (Punch); Epicure nº1 (Hoyo de Monterrey); Royal Coronas (Bolivar) o Imperiales (Quay d´Orsay)

Calibre Medio: Son ideales para fumadas medias (1,5 horas a 25 min.). Poseen desde gran cantidad de aromas a buena combustión, dependiendo la galera elegida, encontrándose en esta categoría los puros más vendidos. Se integran es esta categoría aquellos habanos que poseen un Cepo entre  45 (17,86mm) y Cepo 40 (15,87mm)

Podemos destacar entre el Calibre Medio a las marcas comerciales Corona Extra (Bolivar); Coloniales y Reyes (Trinidad); Generosos (Cuaba); Royal Selection nº12 (Punch); Siglo II y Siglo V (Cohiba); El Príncipe (San Cristóbal de la Habana);  Montecristo nº4 y Montecristo nº1 (Montecristo) o  8-9-8 (Flor de Tabacos de Partagás).

Calibre Fino: Son ideales para fumadas medias y cortas (hasta 1 hora) y para iniciarse en el mundo del habano. Poseen gran cantidad de aromas, buena combustibilidad y suave fortaleza, Se integran en esta categoría aquellos habanos con cepo menor de 40 (15,87mm).

Podemos destacar de entre las marcas comerciales integrantes en el Calibre Fino a las siguientes: Coronas Especiales, Exquisitos y Cohiba Lanceros (Cohiba); Grandes de España (El Rey del Mundo); Montecristo Especial y Montecristo Especial nº2 (Montecristo); Montecarlos (Larrañaga);  Especial nº2 (Vegueros de Pinar del Río); Le Hoyo du Maire (Hoyo de Monterrey) o Belvederes (Romeo y Julieta).

No te olvides de leer la primera parte: Cigarro Habano, el tesoro que perdimos con Cuba (I)

P. D. Recuerden que estamos en Twitter: @gourmetjournal

Autor del artículo
Juanmi Rubio
Graduado Universitario en Hosteleria por la Universidad de Alcala de Henares, Sumiller Diplomado por ESHOB, Experto en Gastronomía por la Universidad de Málaga o Titulado Superior en Direccion de Proyectos por la EOI. Compagina actualmente su labor como asesor de empresas turísticas e instituciones públicas en materia de gestión de F&B o promoción agroalimentaria, junto con la dirección de grandes proyectos del sector turístico, agroalimentario y gastronómico. Es profesor de la cátedra de enogastronomia y Turismo "Sabor a Málaga" perteneciente a la Universidad de Málaga, así como colaborador en diferentes MMCC especializados.

Error: el token de acceso no es válido o ha caducado. El feed no se actualizará.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Hay un problema con el token de acceso de Instagram que estás usando. Por favor, obten un nuevo token de acceso en la página de ajustes del plugin.
Si continúas teniendo problemas con tu token de acceso, consulta este FAQ para más información.

Comentarios

2 Comentarios
  1. Escrito por
    Cigarro Habano, el tesoro que perdimos con Cuba (I) | The Gourmet Journal
    Mar 21, 2012 Reply

    […] No te olvides de leer la primera parte: Cigarro Habano, el tesoro que perdimos con Cuba (II) […]

  2. Escrito por
    Cigarro Habano, el tesoro que perdimos con Cuba (I) | The Gourmet Journal: Periódico de Gastronomía
    Ago 15, 2016 Reply

    […] No te olvides de leer la primera parte: Cigarro Habano, el tesoro que perdimos con Cuba (II) […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies