Con la colaboración de:

Conservas: las latas siguen a la última

Conservas - Foto: Tincan
Conservas – Foto: Tincan

Las conservas se adaptan a los tiempos y a la alta gastronomía con variopintas y apetitosas sugerencias. Posiblemente porque España es el primer país de la Unión Europea y el tercero del mundo en producción de conservas de pescados y mariscos o porque estas latas te pueden salvar de más de un apuro.

Remontándonos a su historia, en el siglo XIX, Napoleón ofreció 12 mil francos a quien hallase un método para preservar los alimentos por un largo periodo de tiempo con el fin de abastecer a sus ejércitos.

La lata de conservas fue patentada en 1810 por Peter Durand, inventor inglés que sustituyo por latón las jarras de cristal esterilizadas y cerradas al vacío de Nicolas Appert. Bryan Donkin y John Hall compraron la patente e iniciaron la fabricación comercial de enlatados alrededor de 1813 para abastecer a la Armada Británica.

Eso sí, los usuarios sufrieron verdaderas pesadillas para abrirlas, porque no fue hasta 1855 cuando el inglés Robert Yeates inventó el abrelatas, sustituyendo el martillo y el cincel para comodidad y seguridad de todos.

Cinco años más tarde, una empresa de Nueva York creó la primera etiqueta en color donde unos tomates rojos y verdes pintados sobre fondo azul anunciaban el contenido y le aportaban, quizás, un toque de glamour.

En Málaga, conservas Santa Rosa, antigua conservera de Diego Martín Caballero, comercializó los manojos de boqueroncitos fritos en envases de hojalata sobre el 1940, abasteciendo a muchos mercados provinciales.

Actualmente, reconocidos chefs utilizan las conservas añadiéndole un toque innovador para embellecer el plato o incluso emplean sus aceites para reforzar el sabor de una mayonesa, por ejemplo.

Ahora aceites, aceitunas, embutidos, especias, productos cárnicos y un sinfín de productos los podemos encontrar dentro de una hojalata. Eso sí, con abre fácil.

Ver: EspaiSucre, la catedral de los postres

Autor del artículo
Manu Balanzino

Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario.
Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la “Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas” en CIOMijas, y el “Certificado Profesional de Sommelier Internacional” por ESHOB.
Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa “Momentos Gourmets” en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies