Con la colaboración de:

Cómo maridar tus platos para esta Navidad

Trucos que te ayudarán para que el maridaje con tus platos sea perfecto. Ya no tendrás dudas a la hora de seleccionar el vino con un determinado plato.

Antes de empezar a maridar algunos platos típicos de la Navidad, hay que señalar que lo importante es anteponer el gusto personal de cada uno y procurar no encontrar el anti-maridaje, ya que de esta forma las posibilidades de armonía son múltiples.

El marisco, un entrante de lujo

Gamba blanca de Huelva
Gamba blanca de Huelva

Nos vamos a dar el gusto de empezar con marisco, con unas gambas y un bogavante. Bien… tendremos que empezar, por ejemplo, con burbujas como cava o champagne, preferiblemente blanc de blancs o espumosos no muy viejos. La otra gran opción sería una manzanilla o un fino, o si somos más tradicionales, con un Albariño.

Jamón ibérico, quesos curados…

Jamón ibérico. Foto: AndalucíaSabor
Jamón ibérico. Foto: AndalucíaSabor

Le damos un giro al menú e incorporamos unas chacinas en las que la mejor opción es seguir con fino o manzanilla, aunque también un rosado claro tipo Provence sería una buena elección o incluso un buen amontillado. Si nos ponemos caprichosos, un champagne rosado.

Pescados blancos y azules

Para el siguiente plato, basado en pescado blanco y presumiblemente con poca elaboración, le iría fantástico un vino blanco sin madera, tipo Albariño, o una Viura, Godello o Sauvignon Blanc del Penedés. Si nos vamos a los pescados azules, generalmente en estas fechas preparados con salsas y elaborados al horno, pasaríamos a los blancos con fermentaciones o crianzas en madera, del tipo de Albariños, Verdejos, Chardonnay, que potencian, pero respetando el frescor.

También podríamos empezar a cambiar de color y pasaríamos a los tintos  jóvenes  o roble y servidos a unos  12 ºC. En el caso de los atunes, se puede optar por un amontillado o un oloroso.

El clásico, pavo relleno

Y nos vamos al grande de la Navidad al ‘ilustre señor’ pavo relleno en lo que recomendaría para esa carne un tinto crianza clásico de la Rioja, puesto que el pavo incita a beber por su sequedad y si ponemos tintos con mucho tanino nos quedaría la boca como una alfombra. También le iría fabulosos los vinos con Pinot Noir o Mencía de Valdeorras incluso una cerveza tipo abadía sería una buena elección.

Después pasamos  a las carnes con fundamento, rojas y con grandes salsas a base de jugo de carne y vino tinto, pues éste sería su gran aliado, unos vinos tintos robusto y con cuerpo, con mucho poder aromático y resaltando los envejecidos en roble francés y con base de Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah… En definitiva, nos iríamos a vinos con carácter, bordelés o catalanes, con estructura. Si no nos gustase el tinto, optaríamos por un blanco con mucha barrica o mejor aún, si el bolsillo lo permite, un gran millesime de champagne del 90.

Dulce pecado

Tarta “mil crêpes” con crema de pistachos y merengue flambeado

Tarta “mil crêpes” con crema de pistachos y merengue flambeado, pincha para ver receta

Llego el turno de los golosos. Empezamos con postres con nata, para los que seguramente tendríamos de acompañamiento frutas naturales o en almíbar. Para estas elaboraciones, podríamos hablar de moscateles dulces sin pasificación, vinos de hielo, vinos aromatizados, o algún licor de frutas tipo pera Williams que no nos dejarán indiferentes. Para las elaboraciones con nata, no le pondríamos ni espumosos secos ni PX.

Para el rey de los golosos, el chocolate, ya empezaríamos a hablar de los grandes vinos dulces, como por ejemplo los Oportos Vintage, no muy viejos, que sería mejor tomarlo sólo. También nos permitiríamos el lujo de refrescarnos con la temperatura y la acidez de un Sauternes o un Tokay de 5 ó 6 puttonyos, o nos vamos al ilustre PX, pero no demasiado potente. En este caso, sería mejor un chocolate con un amargor considerable.

Y para terminar, cómo no, los turrones. Las mejores opciones serían los generosos de Jerez. Un Drambuie iría bien y un ron muy viejo o un brandy de Jerez serían para quitarse el sombrero.

Y después de leer este artículo, ¿sabes cómo maridar tus platos para esta Navidad?

Síguenos en TwitterFacebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Ángel González

Sommelier del Marbella Club Hotel y ha sido elegido como “Mejor Sumiller 2009” por la Asociación de Sumilleres de Andalucía, Málaga Costa del Sol. Además, es docente de sumillería en CIOMIJAS desde 2006, teniendo en su CV, haber trabajado en lugares como; Bristol, Gijón, Tenerife, St Moritz, Dubai, entre otros. Un amante del vino que en sus pocos ratos libres, viaja buscando descubrir más, sobre este apasionante mundo de la enología.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies